XLIII Reunión de Alergosur

En la XLIII Reunión de Alergosur,  este año se dedica al análisis pormenorizado de las aportaciones que permiten las nuevas técnicas de biología molecular aplicadas al campo de la alergología. Las pruebas tradicionales de alergia no siempre permiten averiguar el origen de la sensibilización de un paciente, de ahí la importancia de los Alergosurnuevos procedimientos.

Esta tecnología se basa en el análisis de biochips de proteínas alergénicas individualizadas y la medición de anticuerpos ‘IgE’ específicos frente a cada una de ellas, mientras que con los procedimientos habituales no se podía diferenciar cuáles eran las proteínas específicas ante las que una persona podía ser alérgica.

La principal ventaja radica, en primer lugar, en el amplio abanico de agentes alergénicos (que están fijados en el microchip utilizado como soporte) que se puede analizar en tan sólo unas horas y, en segundo lugar, en la mayor precisión que permite el análisis molecular frente a los convencionales. Por otra parte, también se pueden evitar intervenciones diagnósticas o terapéuticas de riesgo para el paciente.

El hecho de utilizar las proteínas alergénicas aisladas -en lugar de emplear los materiales biológicos de origen natural que se usaban hasta hace unos años- posibilita determinar el perfil alergénico de cada paciente concreto -y no de un grupo determinado- y eso es muy importante a la hora de diseñar las vacunas”. En este sentido, los nuevos equipos ofrecen un futuro prometedor en la confección de tratamientos más precisos que puedan inmunizar al paciente frente a componentes moleculares específicos.

La doctora Moreno apunta que, en estos momentos, cada técnica tiene sus usos, de modo que, en el Hospital Reina Sofía se emplean las técnicas tradicionales como herramienta de cribado para una aproximación al diagnóstico y luego se puede profundizar y afinar en el diagnóstico con los nuevos procedimientos. La mayoría de los alergólogos del complejo sanitario cordobés manejan con soltura estas técnicas novedosas. El Hospital Reina Sofía cuenta desde hace ya más de cinco años con un equipo que permite detectar de forma simultánea y en unas cuantas horas hasta 113 proteínas alergénicas a las que pueden ser sensibles los pacientes en base al diagnóstico molecular. El hospital cordobés fue el primero de Andalucía y el segundo de España en incorporar este tipo de equipamiento. Alrededor de un millar de pacientes se han beneficiado hasta el momento de esta tecnología, que permite que con una sola gota de sangre del paciente se pueda saber si éste es alérgico a alguna de estas proteínas.

Lugar: Hospital Universitario Reina Sofía
Dirección: Avda. Menéndez Pidal, s/n, 14004 Córdoba
Fecha: 25 abril 2014 – 26 abril 2014

 

Deja un comentario

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Comentarios recientes
Productos para las alergias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.