Vacunas para la alergia (Inmunoterapia)

Vacunas para la Alergia

La inmunoterapia, mientras otros tratamientos de alergias (como antihistamínicos o corticosteroides) tratan sólo los síntomas de la enfermedad alérgica. La inmunoterapia es el tratamiento más eficaz para el control de la alergia y el único tratamiento disponible en la actualidad que puede modificar el curso natural de la enfermedad, reduciendo la sensibilidad a los alérgenos.

La inmunoterapia está típicamente hecha a medida de manera individual y administrados por un alergista (alergólogo) el tratamiento suele durar de tres a cinco años de inyecciones aplicadas con regularidad obteniendo beneficios a largo plazo.

La inmunoterapia no funciona para todos y es sólo efectiva en parte en algunas personas, pero ofrece a los enfermos de alergia la posibilidad de reducir o parar la medicación sintomática o de rescate.

Las primeras inyecciones contienen cantidades muy pequeñas del alérgeno o antígeno al cual se es alérgico. Con dosis progresivamente crecientes con el paso del tiempo, el cuerpo se ajustará al alérgeno y se hará menos sensible a él. Este proceso se llama insensibilización.

Efectos Secundarios Potenciales

La mayoría de los pacientes vacunados desarrollan hinchazón en el sitio de la inyección (roncha); sin embargo, ésta es habitualmente pequeña. Estas se controlan muy bien con antihistamínicos, y aplicación directa de hielo. Cuando las reacciones son más severas, incluyen además hipotensión grave y baja del oxígeno sanguíneo por el espasmo bronquial y el cierre de la laringe, que si no son atendidos en forma urgente y adecuada pueden producir la muerte.

Los síntomas de una reacción sistémica pueden incluir estornudos, descarga nasal acuosa, urticaria, hinchazón general, comezón en los ojos, hinchazón interna de la garganta con dificultad para tragar ó respirar, silbido en el pecho o una sensación de tórax cerrado, mareos o pérdida del estado de conciencia. Cuando las reacciones son más severas, incluyen además hipotensión grave y baja del oxígeno sanguíneo por el espasmo bronquial y el cierre de la laringe, que si no son atendidos en forma urgente y adecuada pueden producir la muerte.

Es por todo ello las vacunas de alergia están exclusivamente indicadas y diseñadas por un especialista Alergólogo, y que, sean preferentemente aplicadas en una clínica ó consultorio con los medicamentos adecuados y un médico disponible con experiencia en éste tipo de reacciones.

 

Deja un comentario

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Productos para las alergias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies