Secar la ropa dentro de casa puede causar alergias

Los investigadores piden que las nuevas viviendas se construyan con áreas especiales dedicadas al secado de ropa para evitar problemas de salud “estos espacios deben tener calefacción y ventilación independiente.

Secar la ropa dentro de casa puede causar alergiasSecar la ropa en el interior de una vivienda puede suponer un riesgo para la salud, especialmente para las personas afectadas por asma, rinitis u otras alergias, según, un estudio llevado a cabo en la Escuela de Arquitectura Mackintosh, realizado en Escocia, que incluyó 100 hogares, en el  descubrieron que muchos hogares tenían niveles excesivos de humedad en el interior, en que hasta una tercera parte de la humedad era causada por el secado de ropa lavada.
En el 87% de las viviendas secaba la ropa lavada en la sala o en sus habitaciones durante los meses más fríos. Y es que, tener ropa mojada en el interior de la vivienda incrementa la humedad del aire y provoca la aparición de esporas de moho y ácaros del polvo.

En concreto, se descubrió que una espora, que causa infecciones pulmonares en personas con sistemas inmunes debilitados, estaba presente en el 25 por ciento de los hogares analizados. En este caso, todos los tipos de casas investigadas carecían de un espacio adecuado para secar ropa.

Una solución para este problema son las secadoras automáticas de ropa, aunque, según han comprobado los expertos, el coste y el gasto de energía que generan estas máquinas es “demasiado alto” para muchas personas que no puede pagar los costos de una secadora..

 

 

Las mascotas responsables de hasta 5% de cuadros alérgicos

Perros, gatos, hurones y conejos, etc., pueden desencadenar alergias no sólo por su pelaje sino por epitelios de su orina y saliva.

La reacción alérgica puede aparecer a cualquier edad y depende del tiempo de exposición y la cantidad de alérgenos en el ambiente.

La alergia al epitelio de animales se puede presentar a cualquier edad, aunque las condiciones del paciente y el tiempo de exposición contribuyen a que la reacción sea más o menos severa.

Entre los animales mencionados, el perro, al ser la mascota más frecuente, es con mucho el que más se asocia al desarrollo de alergias entre la o las personas que conviven con él. Sin embargo, se sabe que los alérgenos más agresivos corresponden al caballo y al gato, sobre todo éste último debido a que tiene un radio de movimiento muy amplio y en consecuencia una mayor diseminación de partículas que causan reacciones alérgicas.

Los  síntomas que presentan quienes tienen hipersensibilidad al pelo y epitelio de animales, son congestión y flujo nasal, picor en los ojos y lagrimeo, también pueden aparecer en la piel en forma de ronchas que provocan mucha comezón, como urticaria, y en los casos más graves, el paciente puede presentar algunos datos compatibles con asma con sibilancias y dificultad respiratoria.

alergia al epitelio de animales

Algunos consejos para mitigar la alergia

- Es importante peinar a tu mascota, independientemente de que tenga el pelo corto o largo, asegúrate de hacerlo de dos a tres veces por semana. Utiliza un cepillo de cerdas suaves, para que no le maltrates la piel ya que esto puede causarle caspa y empeorar tu alergia
- Lavarse bien las manos cada vez que acaricies a tu mascota, hay partículas de la piel del animal o pelos que pueden quedar en tus manos y provocarte las feas molestias de la alergia.
- Si tienes alfombras, pasa la aspiradora varias veces por semana, y que además al menos una vez limpies la alfombra con un jabón liquido y cepillo, para que no sea cumule el polvo, el pelo y los restos de la piel de tu mascota en la alfombra.
- No dejar que tu mascota suba a la cama,  tratar de que esté lo más alejada de tu cama o de tu asiento favorito, ya que al igual que las alfombras, estos muebles funcionan como receptores de polvo y de pelos. Lava tus sabanas y sobrecama al menos dos veces por semana y aspira bien los muebles.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de este tipo de alergia, son necesarios estudios tanto en sangre, como en la piel, y una vez confirmado, la recomendación principal es evitar el contacto con animales, existiendo además la llamada vacunación anti-alérgica que consiste en inocular en la persona, el elemento al que es alérgico, en este caso, epitelio de perro o de gato, según sea el caso, y así conseguir que el organismo se habitúe a ellos y cree resistencia.

 

 

Los casos de alergias en los países del tercer mundo son muy inferiores en proporción a las naciones del primer mundo

El número de casos de las alergias en África y otros países del tercer mundo es muy inferior en proporción a los del primer mundo, donde cada vez son más los afectados por las alergias.

Los casos de alergias en los países del tercer mundo son muy inferiores en proporción a las naciones del primer mundoSu explicación está en los eosinófilos, células del sistema inmunológico que se encargan de defender el organismo ante ataques externos y que segregan la histamina que causa los síntomas. Los parásitos a los que están expuestos los humanos en el tercer mundo, hacen que estas células estén centradas en la lucha contra estos agentes externos, pero en los países desarrollados, debido a la higiene y las buenas condiciones de las aguas apenas estamos expuestos a parásitos, por lo que los eosinófilos empiezan a actuar de forma equivoca defendiendo al cuerpo de otros agentes externos y reaccionando ante ellos, provocando la alergia. En la actualidad se están realizando  investigaciones para mitigar las alergias empleando parásitos.

 

 

Las picaduras de insectos son más frecuentes durante la época estival

El riesgo de alergia a picaduras de insectos aumenta en verano

El riesgo de alergia a picaduras de insectos aumenta en veranoLas picaduras de abejas y avispas son más frecuentes durante la época estival que es la estación que aumenta la actividad de determinados insectos como avispas, abejas, moscas o mosquitos y es, por tanto, cuando más riesgo de sufrir picaduras existe.

Por ello, la asociación SEICAP ha aconsejado tomar precauciones, sobre todo si ya han sufrido una primera picadura, ya que las reacciones alérgicas suelen aparecer en la segunda picada.

De hecho, en la primera picadura puede quedar sensibilizado al veneno y sólo sufrir una hinchazón local de la zona, pero si ya ha desarrollado alergia, la segunda vez que sufra una picadura puede tener, en pocos minutos, una reacción sistémica o anafiláctica con síntomas de ahogo, picazón generalizado en todo el cuerpo, taquicardia, bajada de tensión arterial, mareo y peligro de muerte.

Evitar que se absorba el veneno con rapidez.

El remedio habitual contra el ataque de las avispas es aplicar frío en la zona  para evitar que se absorba el veneno con rapidez, es conveniente desprender el aguijón con una aguja o unas pinzas, evitando presionar para que no se extienda el veneno, y si fuera necesario, recurrir a un antihistamínico. También se puede practicar un torniquete si la picadura se ha producido en un brazo o pierna. En el caso de no tener antecedentes de alergia, sufra una picadura de insecto y empiece a sufrir síntomas graves, más allá de la hinchazón local, es recomendable acudir de inmediato al servicio de urgencias más cercano que le derivará al Servicio de Alergia Pediátrica

Para aquellos pacientes que ya han sido diagnosticados de ser alérgicos al veneno de avispas o abejas, el tratamiento es “muy efectivo”,  la persona se convierte en alérgica una vez que ya ha sufrido una de las picaduras, y que por tanto, hay pocas probabilidades de sufrir reacciones violentas durante el primer ataque, ya que después de la primera agresión, el paciente se sensibiliza al veneno sin darse cuenta. Pese a todo, el único tratamiento que resulta eficaz frente a las reacciones graves es la aplicación de vacunas, que tienen una eficacia inmune superior al 98% y al menos una duración de cinco años.  Los alergólogos instruyen como inyectarse adrenalina mediante un autoinyector que siempre deben llevar consigo para casos de reacción.

Aunque no son tan frecuentes como las de avispa o abeja, en verano también se pueden desarrollar alergias a las picaduras de otros insectos como las cucarachas, los mosquitos, las hormigas o las pulgas. Las reacciones a las picaduras de mosquitos suelen ser molestas y en algunos casos espectaculares, pero no son peligrosas para la vida. En cualquier caso, se aconseja el uso de insecticidas, repelentes para la piel cuando se está en el exterior y, en caso de picadura, el uso de alguna crema de tipo corticoide y antihistamínico para los picores.

 

 

La alergia a algunos medicamentos, puede ser fatal, más cuando el paciente está ingresado en un hospital

Presentar alergia a los medicamentos, puede ser fatal, más cuando el paciente está en un hospital

los más susceptibles a las alergias son los ancianos porque por lo general toman una gran variedad de fármacosEntre el tres y el diez por ciento de las personas que se internan en un hospital pueden ser alérgicos algún medicamento y si no se actúa de forma inmediata, se puede poner en peligro la vida de los pacientes.

Según Javier Gómez Vera, profesor del curso de posgrado de Alergia e Inmunología de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM,  los más susceptibles a ello son los ancianos porque por lo general toman una gran variedad de fármacos, y entre las medicinas con más alérgenos están los antibióticos como la penicilina, ampicilina, cefalosporina y el trimetropin. Y estos episodios son muy comunes con los medicamentos, como con la anestesia, que tiene derivados del opio, y esta sustancia causa reacciones en varias personas, pero estas ocurren mientras está inconsciente y si el anestesista no reconoce las señales que el paciente emite, entonces corre el riesgo de morir porque no se actuó de forma oportuna.

Cuando no se trata una alergia de forma inmediata, ocurre el shock anafiláctico provocado por la liberación de histamina, serotonina, triptasa y algunos otros mediadores. En este caso, hay una vasodilatación muy importante, que a su vez produce hipotensión, y si no se actúa de forma inmediata, se pone en peligro la vida.

De acuerdo con el experto, es más común que personas con otras alergias respiratorias, presenten alergia a la anestesia, pero “uno de los problemas es que da de forma aleatoria y es importante saber diagnosticarlas a tiempo, porque dan en cualquier momento de la vida. (Fuente: UNAM)

 

Cuando vacunarse contra la alergia

Cuando vacunarse contra la alergia (también conocida como inmunoterapia)

Cuando vacunarse contra la alergiaEl procedimiento habitual contra las alergias leves a moderadas consiste en evitar el contacto con el alérgeno que provoca la reacción alérgica y en tomar la medicación. Sin embargo, cuando estas opciones no son lo suficientemente eficaces para eliminar los síntomas,  las vacunas son recomendadas en especial si las alergias son fuertes, los medicamentos prescritos no son bien tolerados o que presentan efectos secundarios significativos, entonces se podría recomendar al paciente la administración de vacunas contra la alergia.

Para ello se administran pequeñas dosis de la sustancia que causan molestias mediante inyecciones para estimular al sistema inmunológico de manera paulatina. A medida que transcurren las semanas y los meses, se va aumentando la cantidad de alérgenos en forma gradual.

Las vacunas no ofrecen un alivio inmediato, pero pueden ser una buena solución a largo plazo si funcionan bien. Muchas personas han logrado contrarrestar los síntomas de la alergia después de haber completado un tratamiento (de 3 a 5 años) con vacunas contra la alergia. En algunos casos, es posible que no se produzca ningún efecto o los resultados sean mínimos, incluso después de completar un año de tratamiento.
La inmunoterapia solamente está indicada para el asma alérgica, la rinitis alérgica y la conjuntivitis, además de la alergia a picaduras de insectos (abejas y avispas). Generalmente, no está indicada para las alergias alimentarias,  la mejor opción es no ingerir los alimentos que producen alergia, es la estrategia más efectiva.

La vacuna está contraindicada en: personas que padecen de enfermedades malignas o inmunodeficiencias severas, y  pacientes que estén en tratamiento con beta bloqueadores o que padezcan de enfermedades cardiovasculares.
Luego existen otros pacientes a los que hay que estudiar los riesgos: en pacientes psiquiátricos, asma severo, menores de 5 años y embarazadas.

* La decisión de vacunarse contra la alergia, tiene que tomarla el médico  alergólogo, junto con el paciente.

 

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Productos para las alergias