Alergias

Alergias, Síntomas, Diagnósticos, Tratamientos, Tipos de alergia, Causas, Consejos, Remedios…

Una alergia es una sensibilidad anormal a una sustancia que produce una reacción adversa que desencadena en el organismo una respuesta inmunitaria, esta se produce porque el sistema inmunitario no reconoce la sustancia causante de la alergia (también llamada antígeno). La respuesta inmunitaria nos remite a una función del sistema de defensa natural del organismo.


 

Es importante conocer la diferencia entre una alergia y una intolerancia o una sensibilidad química, ya que el  tratamiento suele ser radicalmente distinto. La diferencia entre estas dos categorías puede parecer leve, pero no lo es. Si usted es alérgico y no lo sabe, quizá siga todos los tratamientos aplicables a las intolerancias y sensibilidad química; y aunque mejore, incluso notablemente, seguirá siendo tan alérgico como al principio. Aunque haya reforzado la zona que suele verse afectada por la reacción, eso no le hace menos alérgico, aunque sí menos propenso a una reacción en esa zona. Las personas alérgicas o atópicas suelen observar que, con el tiempo, aumentan las zonas de su cuerpo que son propensas a la reacción.

 

Diagnóstico
El diagnóstico lo realiza exclusivamente el médico y se basa principalmente en los siguientes medios: interrogatorio (sobre síntomas, costumbres, alimentación, medicación, hábitat familiar y laboral), exploración y realización de las pruebas que determine.

Anamnesis o Historia Clínica:
En la mayor parte de los casos existe una correlación directa entre los síntomas y la exposición ambiental a los pólenes.

Frotis nasal o bucofaríngeo:
Se obtiene una muestra de exudado (nasal o bucofaríngeo) y, ya en el laboratorio y mediante la tinción con distintas técnicas, se identifican las células epiteliales, hemáticas (neutrófilos, mastocitos, linfocitos, basófilos y eosinófilos) y otros posibles elementos que pueden aparecer como pólenes, bacterias y esporas micóticas. Este tipo de pruebas es muy determinante y tiene como importante factor añadido la rapidez y el bajo coste económico de la prueba.

Exámen Sanguineo:
En los exámenes de sangre se analiza la determinación de unas inmunoglobulinas, en especial IgE (inmunoglobulina específica), teniendo esta prueba una importancia similar a las pruebas dérmicas que también se realizan. Tiene como ventaja añadida que una sola muestra permite la realización de varias pruebas, emplean menos tiempo que las pruebas cutáneas y es un método objetivo de análisis plenamente automatizado, por lo que no influye la subjetividad del clínico. Cuando no se puede recurrir a las pruebas dérmicas (por lesiones de piel, tratarse de niños o en caso de riesgo de shock) es la prueba más idónea.

Un nivel muy alto de estos anticuerpos frente a alérgenos en la sangre mostrará la existencia de reacción alérgica. En cualquier caso, siempre hay que tener en cuenta que tanto esta prueba como los exámenes de piel pueden dar falsos positivos o negativos, por lo que el facultativo (con todos los datos y pruebas) valorará todos los aspectos para determinar un certero diagnóstico.

Diagnóstico alergias

Exámenes de la piel:
Este tipo de pruebas (hay varias) es de una elevada seguridad y obtiene, mediante el contacto de la piel del paciente con una solución que contiene distintos alergenos, la posible reacción de los anticuerpos IgE frente a esa posible agresión. El especialista alergólogo dispone en la actualidad de una serie de alergenos, producidos por laboratorios especializados, que le permitirán detectar y determinar de forma rápida y eficaz el origen y diagnóstico de la enfermedad alérgica.
Utilizando esas soluciones de alérgenos purificados, los pondrá en contacto con la piel (epidermis o en la dermis) a través de microinyecciones subcutáneas o con leves arañazos practicados con una lanceta (escarificación). Si se manifiesta una reacción alérgica, en unos 10 ó 15 minutos, será simplemente un habón o pequeño enrojecimiento. De la historia clínica del paciente y el interrogatorio efectuado, dependerá el tipo de alérgenos seleccionado por el especialista aunque, generalmente, se emplean ácaros, pólenes, animales (pelos, plumas, etc.) y hongos.

Se realizan también, aunque menos frecuentemente, distintos tipos de pruebas complementarias: las pruebas funcionales respiratorias si se padece de asma, las pruebas de provocación específica con alergeno (conjuntival, nasal o bronquial), rinomanometría (una prueba de función nasal), examen radiológico y más rara vez incluso biopsia.

Una vez determinados los alérgenos causantes de la alergia llega el momento de la elección e instauración del tratamiento específico por parte del profesional sanitario. La elección será tratar la sintomatología (con antihistamínicos y/o cortisonas) o bien iniciar una terapia de desensibilización específica (inmunoterapia) con aplicación subcutánea, intranasal o intrabucal de una vacuna que conseguirá un máximo beneficio como preventivo de nuestra alergia.

 

 

Alérgicos al medicamento que les puede salvar la vida

Una técnica de desensibilización elimina la intolerancia a ciertos tratamientos

Alérgicos al medicamento que les puede salvar la vida

 

La técnica consiste en aplicar el fármaco diluido en dosis con muy poca cantidad del medicamento, que se aumenta gradualmente hasta llegar a la toma completa. Pero se tiene que hacer bajo supervisión médica, alerta el doctor José Manuel Zubeldia, jefe del servicio de alergología del Gregorio Marañón, para vigilar y controlar cualquier reacción adversa que pueda surgir durante el proceso.  La desensibilización mantiene sus efectos mientras no se interrumpa el tratamiento.

La intolerancia a medicamentos es cada vez más común porque de la investigación surgen nuevas fórmulas más eficaces para el tratamiento de ciertas enfermedades. Pero no siempre el organismo las admite. Los expertos calculan que un 15% de la población padece alergia a algún medicamento

Este tipo de alergia es el tercer motivo de consulta en los servicios de alergología, por detrás del asma y la rinitis. “Renunciar al tratamiento más eficaz porque produzca alergia, sería limitar la calidad de vida de los pacientes, incluso acortarla”, explica Zubeldia. Solo en estos casos en los que no se puede sustituir el medicamento se aplica la desensibilización. “Tiene riesgos, pueden surgir problemas durante el proceso”, comenta el médico. En el hospital Gregorio Marañón hay un equipo multidisciplinar (oncólogos, alergólogos, enfermeras, farmacéuticos) liderado por Zubeldia, para aplicar este tratamiento desde noviembre de 2011. “Hace falta mucha gente, requiere hospitalización y es peligroso, por eso no se hace en todos los hospitales”, añade el jefe del servicio. Sus resultados, un 95% de éxito, merecen el esfuerzo.

 

 

Un nuevo tratamiento frena la alergia al melón

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con distintos hospitales españoles, han desarrollado una nueva herramienta para el tratamiento de la alergia al melón.

Nuevo tratamiento frena la alergia al melónSe trata de un mutante del principal alérgeno de esta fruta que eliminaría los efectos secundarios de la inmunoterapia. Además, este mutante también podría usarse en el tratamiento de la alergia a distintos pólenes, producida por reactividad cruzada entre profilinas.

A partir de la profilina, proteína principal responsable de la alergia a melón, investigadores del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (UPM-INIA), en colaboración con diferentes hospitales, han creado un mutante capaz de estimular al sistema inmune para que evolucione hacia un tipo de respuesta no alérgica.

Los síntomas de la alergia están producidos por la presencia de inmunoglobulinas del tipo E (IgE) específicas frente a los alérgenos, de manera que al unirse la IgE a estas proteínas, se desencadena la reacción alérgica.

La alergia a melón es la segunda alergia a alimentos vegetales más importante en la población adulta española. En trabajos previos se describió la profilina de este alimento, denominada Cuc m 2, como la principal responsable de esta alergia, así como de la reactividad cruzada que se produce entre esta fruta y muchos pólenes.

Mutantes contra el melón

Basándose en la zona de unión de Cuc m 2 con la IgE o epítopo, los investigadores generaron dos mutantes (Mut 1 y Mut 2), cambiando residuos implicados en esa unión y produciéndolos como proteínas recombinantes en bacterias. A continuación se purificaron por distintos métodos cromatográficos y se analizó su capacidad de unión a IgE en pacientes alérgicos a melón.


Mientras que Mut 1 solamente vio afectada levemente su unión a la IgE con respecto a la proteína nativa, el Mut 2 mostró una drástica reducción, que fue medida por distintas técnicas: mediante ELISA, con una reducción del 57%; por prueba de activación de basófilos, con una reducción del 33%; y por pruebas cutáneas, con el 50% de reducción.

A pesar de tener afectada la unión a IgE, este mutante mantuvo la capacidad para estimular la proliferación de linfocitos T, necesaria para estimular al sistema inmune y que evolucione a un tipo de respuesta no alérgica.

Por lo tanto, para los autores Mut 2 es una prometedora herramienta para poder desarrollar inmunoterapia en pacientes alérgicos a melón sin peligro de reacciones adversas, puesto que su unión a IgE está disminuida, pero permite estimular al sistema inmune.

Fuente Universidad Politécnica de Madrid | SINC.

 

 

Alimentos causantes de alergias

Prácticamente cualquier alimento puede desencadenar una respuesta alérgica

Hasta la fecha se han identificado más de 120 alimentos  como causantes de alergias a alimentos. Entre ellos, el Instituto Europeo para la Investigación Alimentaria, que forma parte del proyecto EuroPrevall, destaca como especialmente preocupantes para la salud pública mundial los cereales que contienen gluten, la leche, el huevo, los cacahuetes, los frutos secos en general, la soja, el pescado y el marisco. Menos conocidas (y menos frecuentes también) son la alergia a las uvas (que puede causar alergia oral pero también urticaria, picor en la planta de los pies y la palma de las manos, taquicardia…) y a las cerezas.

También se ha detectado que en el sur de Europa es más frecuente que en el resto del mundo la alergia al melocotón, tanto crudo como en zumo. En el centro de Europa es atípicamente habitual la alergia al apio. Incluso existen casos de alergia a la zanahoria, tanto cruda como comida, que incluyen síntomas como dificultad para tragar, urticaria, vértigo y conjuntivitis. Por otro lado, las personas alérgicas al látex en hasta un 80% de los casos también suelen tener una reacción alérgica al plátano, el aguacate y el kiwi.

Alimentos causantes de alergias

La capacidad alergénica de algunos alérgenos alimenticios desaparece cuando se cocinan o se procesan, ya que se desnaturalizan las proteínas. Las técnicas de procesamiento más modernas, como los tratamientos de alta presión para alimentos, la fermentación y los tratamientos enzimáticos, pueden ayudar a reducir la alergenicidad de algunas proteínas alimenticias. También se pueden eliminar los alérgenos de los aceites mediante el refinado. Algunos de los problemas sin resolver en cuanto a alergias alimentarias están relacionados con la presencia en pequeñas cantidades de un determinado alérgeno en alimentos procesados o en platos consumidos fuera de casa

Los alimentos, que son las causas más comunes de reacciones alérgicas, difieren según las zonas geográficas, que a veces puede ser el resultado de las preferencias alimentarias. Como consecuencia, algunos países han optado por incluir otros alimentos en su lista de alimentos e ingredientes que deben ser declarados en las etiquetas de los alimentos.

* Si sospecha que tiene una alergia a los alimentos,  es particularmente útil hacer una lista de alimentos que se consumen en las horas antes de una reacción.  Es de gran ayuda  en la primera cita con su especialista en alergias.

 

 

Alergia y tabaco

El humo del tabaco agrava los síntomas alérgicos

Tabaco y alergia

 

El humo del tabaco es, uno de los mayores contaminantes en los interiores de las viviendas, estos agravan los síntomas alérgicos, ya que los cigarrillos contienen sustancias químicas que irritan las mucosas respiratorias provocando una mayor exposición de éstas a los alérgenos alargando la permanencia del alérgeno en la mucosa y sea más severa, así las personas alérgicas ven agravada su sintomatología por el humo y tienen mayor resistencia a los tratamientos antihistamínicos y vacunas preventivas. Por ello, es aconsejable “dejar de fumar”

La exposición a humo de tabaco se asocia de forma significativa  con la aparición de sensibilidad alérgica, con asma y con otras enfermedades respiratorias

Estos alérgicos tienen síntomas que van desde la congestión nasal a la conjuntivitis, pasando por los estornudos. Si además el paciente es fumador, acrecienta la facilidad del alérgeno de penetrar en el organismo, impactando de una doble manera sobre las vías respiratorias.

 

 

Información sobre niveles polínicos para móviles

Alergo Alarm y AlertaPolen

Las aplicaciones para teléfonos móviles inteligentes Alergo Alarm y AlertaPolen son herramientas muy útiles para inspeccionar los niveles de polen, a partir del perfil del paciente y el lugar donde se encuentre.

Alergo Alarm es una aplicación desarrollada conjuntamente por la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica) y Almirall orientada a médicos de Atención Primaria, la cual ofrece información diaria sobre los niveles polínicos en su localidad, así como la predicción de los mismos para evaluar el posible riesgo de alergias. Estos programas de descarga gratuita se adaptan al perfil del paciente y le avisan con alarmas.

Las opciones más destacadas de Alergo Alarm son:
Pólenes: niveles polínicos diarios de gramíneas, olivo, quenopodiáceas, cupresáceas, plátano de sombra, parietaria, plantago y abedul.
Predicción: predicción del nivel de pólenes en su localidad, con una evaluación del posible riesgo debido a estos pólenes.
Alarmas: práctico sistema de alarmas para avisar al usuario cuando algún nivel de polen rebasa el umbral marcado por la SEAIC.
Localización: configuración manual de la localidad de la cuál desea ver los niveles polínicos, o geolocalización automática para mostrarle los niveles polínicos del lugar en el que se encuentra.

La aplicación está disponible tanto para móviles iPhone a través de la App Store, como para aquellos que utilizan un sistema Android a través del Android Market.
Información sobre niveles polínicos para móviles
AlertaPolen El desarrollo corrió a cargo de la empresa aragonesa Instrumentación y Componentes S.A. (Inycom), con la ayuda del alergólogo zaragozano del hospital Royo Villanova, Ignacio Pérez Camo y la colaboración de Francisco Plaza, gerente regional de Aragón del laboratorio farmacéutico AstraZeneca y el Comité de Aereobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic)

La aplicación AlertaPolen te informa de los niveles de polen en las ciudades españolas donde existen centros de medida. Los datos son medidos y proporcionados periódicamente por la red de estaciones del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Los pacientes estarán informados de la cantidad existente de pólenes y sabrán si el riesgo que corren de presentar síntomas de rinitis y/o asma bronquial es bajo, medio o de alerta, señalando además que “no solo se alivian los síntomas, sino que se controla la inflamación bronquial y se evitan nuevos episodios”.
La  aplicación contiene todos los pólenes alergénicos con sus nombres científicos y comunes de cara a facilitar la información a los pacientes. El listado está formado por las cupresáceas (arizónicas), plátano de sombra (platanus), plantago (llantén), gramíneas, olivo, quenopodiáceas (salsola), parietaria (urticáceas) y betuláceas (abedul).

AlertaPolen está disponible para todo tipo de smarphones.  AndroidBlackberrySymbianiPhoneWindows Phone

 

 

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Productos para las alergias