Menú
Categorias
Las mascotas responsables de hasta 5% de cuadros alérgicos
23 octubre, 2012 Consejos para personas las alérgicas

Perros, gatos, hurones y conejos, etc., pueden desencadenar alergias no sólo por su pelaje sino por epitelios de su orina y saliva.

La reacción alérgica puede aparecer a cualquier edad y depende del tiempo de exposición y la cantidad de alérgenos en el ambiente.

La alergia al epitelio de animales se puede presentar a cualquier edad, aunque las condiciones del paciente y el tiempo de exposición contribuyen a que la reacción sea más o menos severa.

Entre los animales mencionados, el perro, al ser la mascota más frecuente, es con mucho el que más se asocia al desarrollo de alergias entre la o las personas que conviven con él. Sin embargo, se sabe que los alérgenos más agresivos corresponden al caballo y al gato, sobre todo éste último debido a que tiene un radio de movimiento muy amplio y en consecuencia una mayor diseminación de partículas que causan reacciones alérgicas.

Los  síntomas que presentan quienes tienen hipersensibilidad al pelo y epitelio de animales, son congestión y flujo nasal, picor en los ojos y lagrimeo, también pueden aparecer en la piel en forma de ronchas que provocan mucha comezón, como urticaria, y en los casos más graves, el paciente puede presentar algunos datos compatibles con asma con sibilancias y dificultad respiratoria.

alergia al epitelio de animales

Algunos consejos para mitigar la alergia

– Es importante peinar a tu mascota, independientemente de que tenga el pelo corto o largo, asegúrate de hacerlo de dos a tres veces por semana. Utiliza un cepillo de cerdas suaves, para que no le maltrates la piel ya que esto puede causarle caspa y empeorar tu alergia
– Lavarse bien las manos cada vez que acaricies a tu mascota, hay partículas de la piel del animal o pelos que pueden quedar en tus manos y provocarte las feas molestias de la alergia.
– Si tienes alfombras, pasa la aspiradora varias veces por semana, y que además al menos una vez limpies la alfombra con un jabón liquido y cepillo, para que no sea cumule el polvo, el pelo y los restos de la piel de tu mascota en la alfombra.
– No dejar que tu mascota suba a la cama,  tratar de que esté lo más alejada de tu cama o de tu asiento favorito, ya que al igual que las alfombras, estos muebles funcionan como receptores de polvo y de pelos. Lava tus sabanas y sobrecama al menos dos veces por semana y aspira bien los muebles.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de este tipo de alergia, son necesarios estudios tanto en sangre, como en la piel, y una vez confirmado, la recomendación principal es evitar el contacto con animales, existiendo además la llamada vacunación anti-alérgica que consiste en inocular en la persona, el elemento al que es alérgico, en este caso, epitelio de perro o de gato, según sea el caso, y así conseguir que el organismo se habitúe a ellos y cree resistencia.

 

 

Deja un comentario
*