Causas de la alergia a los pólenes

¿Cómo se produce la alergia a los pólenes?

La polinosis está causada por una reacción alérgica del sujeto frente a los pólenes que, presentes en nuestra atmósfera, penetran en el organismo a través de las mucosas expuestas al aire (ojos, nariz, y boca) y producen procesos respiratorios como la conjuntivitis, rinitis y el asma.
Fijados estos alérgenos en cualquiera (o varias) de estas mucosas, las defensas de nuestro organismo (el sistema inmunológico) comienza a reaccionar contra ellos y, actuando como un ejército, acuden al ataque ya que los considera nocivos.
Las células (glóbulos blancos) y proteínas (inmunoglobulinas, citoquinas y otras), que se encuentran en nuestro torrente sanguíneo y conforman nuestro sistema inmunitario son las encargadas de dar respuesta a ese supuesto ataque por un elemento dañino.
Algunas de las sustancias (la histamina en gran medida) que se liberan en la batalla de nuestro sistema inmunológico contra el invasor son las causantes de los síntomas que nos produce la alergia. Se produce así una reacción inflamatoria de las mucosas afectadas y comienza a originarse la sintomatología correspondiente según la zona u órganos afectados.

Deja un comentario

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Productos para las alergias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies