Archivo de la categoría ‘Dermografismo o Urticaria Facticia’

Dermografismo (Dermatographic urticaria)

Dermografismo sintomático o Urticaria Facticia

 

Urticaria no inmunológica:

El dermografismo (dermo=piel, grafismo=escribir, escribir sobre la piel) se caracteriza por la aparición de habones locales en las zonas de la piel sometidas a roce de la piel o una leve presión produciendo vasoconstricción seguida de prurito, eritema e inflamación lineal. Las lesiones pueden brotar linealmente posterior a la fricción de la piel con un objeto romo y estrecho por lo que su forma depende del trayecto de dicho estímulo sobre la piel. El dermografismo o Urticaria Facticia es habitual, pudiendo afectar al 5 % de la población general.

La urticaria facticia puede no presentar ningún síntoma, pudiendo revelarse en cualquier exploración rutinaria. La urticaria facticia afecta principalmente a jóvenes adultos; no se ha podido demostrar relación con enfermedades sistémicas o con alergia a alimentos o fármacos.

Los pacientes presentan prurito diseminado, que les induce al rascado, apareciendo a los pocos minutos, habones pruriginosos de disposición lineal y evanescentes (en general el habón desaparece en menos de 1 hora). Estos en general empeoran por la tarde y pueden (no siempre), exacerbarse con el baño caliente, emociones, ejercicio o frío.

Dermografismo El dermografismo es llamado comúnmente "escritura sobre la piel".  El dermografismo es una forma de urticara física o producida por agentes físicos, que no sigue el trayecto de las líneas de Blaschko ni de un dermatoma.  En el dermografismo, la aplicación de una presión sobre la piel produce vasoconstricción seguida de prurito, eritema e inflamación lineal.  Se presenta como lesiones habonosas que se pueden disponer linealmente posterior a la fricción de la piel con un objeto romo y estrecho por lo que su forma depende del trayecto de dicho estímulo sobre la piel, estas pueden ser pruriginosas y desaparecer en pocos minutos.

Tratamiento

En cuanto al tratamiento, debe evitarse el rascado que aumenta el cuadro, además de evitar el uso de ropas ajustadas en contacto directo con la piel.
Como en la mayoría de las urticarias, los antihistamínicos con o sin corticosteroides , solos o combinados pueden resultar beneficiosos al evitar el picor y añadir una leve sedación.

Debe administrarse un anti-H1, siendo de los más eficaces la hidroxicina 25 mg 3 – 4 veces al día (máximo 200 mg/día). Este medicamento puede inducir sedación, sobre todo al inicio del tratamiento, por lo que es preferible comenzar con dosis bajas e ir aumentándolas cada 2 – 3 días hasta conseguir la dosis efectiva para cada enfermo. La terfenadina (120 mg/día), un anti-H1 no sedativo, reduce de forma potente el prurito y los habones, siendo, por tanto, también un antihistamínico de primera elección. El ketotifeno, 1 mg cada 12 horas, puede también ser útil.

 

 

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Comentarios recientes
Productos para las alergias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.