Archivo de la categoría ‘Alergia a los Metales’

Alergia a los Metales

Alergias (Alergia a los Metales)

De entre todos los metales a los que muchas personas son alérgicas es el níquel el que aporta un mayor índice de hipersensibilización. Si bien el metal -en su estado elemental- no es factor alérgico, al entrar en contacto con los fluidos corporales (sudor, saliva, sangre, ácidos del estómago, tejidos, etc.) desencadena una respuesta inmunológica exacerbada en las personas predispuestas al considerarlo las defensas un organismo invasor (al mismo nivel que si se vieran infectados por un virus o bacteria).

El contacto habitual con esos metales (cromo, níquel, cadmio, oro, paladio, mercurio, titanio, etc.) desarrollará en esas personas predispuestas (con un factor genético hereditario) una reacción alérgica que variará según el grado de exposición y su intolerancia.

El problema para estas personas consiste en que la presencia de metales está muy extendida en multitud de elementos con los que entran en contacto diario haciendo una vida normal: productos cosméticos, implantes, amalgamas -empastes- dentales, prótesis, tatuajes, joyas, monedas, piercings, algunos medicamentos y muchos productos de consumo normal.

Desgraciadamente cada día se incrementan los productos que incorporan estos metales por lo que es importante examinar la composición para evitar reacciones adversas.
La reacción más común es la dermatitis de contacto. Un tratamiento médico adecuado y evitar la exposición son la mejor respuesta a esta patología. Pero no únicamente debe preocuparnos esto sino que la alergia a metales puede empeorar muchas otras enfermedades que padezca esa persona (esclerosis múltiple, fibromialgia, artritis reumatoide, liquen plano, lupus eritematoso y psoriasis).

Además la alergia a metales puede ocasionar molestias sistémicas como fatiga, cefalea y migraña, insomnio, depresión, neuralgias y artralgias. La determinación por parte del especialista del tipo de alergia concederá al paciente la posibilidad de mitigar y/o superar esas dolencias. A través de test específicos en laboratorios puede determinarse fehacientemente el metal causante de la patología.

Evitar ponerse piercing los alérgicos al níquel o bisutería.

La alergia al níquel y bisutería pueden aparecer en un 45% de la población

El 17% de las personas que se han puesto Piercing, se pueden apreciar problemas de diversa índole.
Alergia al material, por ser metales derivados del níquel y no metales pesados como pueden ser el titanio o niobio, etc.
La alergia al níquel y bisutería pueden aparecer en un 45% de la población; por ello debe de ser un tema a prevenir.

(Cuando las alergias al níquel les impiden llevar algunas joyas, pueden intentar una joya fabricada en titanio. Debido a su fuerza y de un 100% de compatibilidad con el cuerpo humano, el titanio a menudo se utiliza en los procedimientos quirúrgicos. Además, el titanio puede brillar con tanto atisbo que el platino o la plata.)

Alergia al Níquel

El níquel es con diferencia el metal que más problemas alérgicos ocasiona

Conocido desde hace décadas ha sido a través de las monedas (el euro entre ellas) cuando ha producido mayor número de reacciones alérgicas. Aunque, un contacto esporádico puede no motivar una reacción, la exposición continuada de algunos profesionales (cajeras de supermercado, cajeros bancarios o comerciantes en sus puestos de venta) está causando un incremento de esta molesta patología.

Pero también las mujeres, con el uso de pendientes, collares, prendas de vestir y los broches de los sujetadores, están teniendo problemas. La popularidad en el uso del piercing también está aumentando las reacciones alérgicas.

La dermatitis de contacto -que se caracteriza por inflamación de la piel y la aparición de eczemas es la patología más común en este grupo de personas y sobre todo en verano debido al sudor y la mayor penetración del tóxico en el organismo.  La alergia contra el níquel es considerada una alergia retardada Tipo IV, lo que significa que una reacción alérgica puede ocurrir hasta después de 48 horas después de entrar en contacto con el níquel.

La lista de presencia de níquel en objetos metálicos o no es muy extensa pero podemos destacar los más comunes: monedas, joyas de bisutería, hebillas de cinturones, botones y cremalleras de prendas de vestir, broches de ropa interior, pomos de puertas, tijeras, pulseras y relojes, gafas, navajas, paraguas, grifos, latas de refresco y conservas, pinzas, agujas, pinturas, lacas, detergentes y productos de limpieza (entre ellos, los estropajos de fibra de níquel).

Consejos contra la alergia al níquel

Para la alergia al níquel, su médico podría recetarle cremas a base de corticoesteroides para aplicación en las zonas afectadas.
Si usted padece de alergia al níquel, la reacción inmediata en su  piel se enrojece, y aparecen comezón, erupciones e incluso ampollas.

En el mercado existen productos para proteger los objetos que contienen níquel de nuestra piel evitando así la reacción alérgica. Sólo con su aplicación directamente sobre el objeto las personas alérgicas al níquel podrán estar en contacto con el.

Cómo evitar el níquel

Para evitar en lo posible estas reacciones asegúrese de comprar productos libres de níquel. Si se ve en la obligación de utilizar productos con contenido en níquel, barnícelos antes con varias capas de esmalte para evitar el contacto directo de la piel con el producto. Todos los objetos sospechosos de contener níquel pueden ser examinados con una prueba de dimetilglioximha – Alerta Níquel.

La joyería clasificada como “libre de níquel” o “hipoalergénica” se refiere frecuentemente solo a lo chapeado. El metal base puede contener níquel. Una vez que el chapeado se gasta, aún microscópicamente, las sales del níquel se pondrán en contacto con su piel y los síntomas pueden aparecer.

Dieta: Individuos con alergias severas pueden evitar comidas que son ricas en níquel. El consumo dietético de algunas comidas ha probado ser un agravante de la dermatitis, especialmente en la dermatitis de mano. Su doctor puede instruirlo a fin de evitar comidas que típicamente contienen altas cantidades de níquel, incluyendo espárragos, chocolate, cacahuates, frijoles, chícharos, ruibarbo, col, ostiones, espinacas, arenque, té, hongos, harina integral, peras, coles, maíz, pasas, cebollas, jitomates y polvo de hornear.

 

Alergia al Cromo

El cromo es también uno de los metales que da más problemas de alergia

El cromo es también uno de los metales que da más problemas de alergia y el peligro es que se encuentra en multitud de productos o substancias de uso doméstico o industrial: tintas, cementos, detergentes, tinta verde de los tatuajes, colas y pegamentos, productos de limpieza y abrillantadores, cerillas, arcillas para fábricas de cerámica y gres, pilas eléctricas, flores artificiales, líquidos de revelado químico, pinturas y esmaltes, lápices de colores, tizas, abrillantadores de zapatos y muebles, betunes, anticongelantes y anticorrosivos, cintas entintadas e infinidad de productos prolijos de enumerar todos.

El consejo ante problemas de dermatitis de contacto o problemas orales es observar si podemos determinar la naturaleza de la alergia y si no es posible queda siempre la alternativa de un análisis preciso (Test Melisa®) en un laboratorio especializado en la determinación de alergias. Ese test, desarrollado y patentado por una Fundación Médica de Suecia, aísla de la sangre los linfocitos de memoria presentes en la misma y los cultiva en una placa de laboratorio en presencia de distintos tipos de metales.

El crecimiento de esos linfocitos en un cultivo determinado y su evaluación nos determinará la alergia a ese metal en concreto. Y una vez conocido el origen de la alergia será ya más fácil evitar el contacto con las fuentes del problema.

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Comentarios recientes
Productos para las alergias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.