Archivo de la categoría ‘Inhaladores – Aerosoles o Nebulizadores’

Inhaladores nasales: cómo usarlos correctamente

Tipos de inhaladores nasales

Los inhaladores nasales vienen en dos tipos diferentes de recipientes: en botes a presión y en botellas para bombear.

Pasos para usar un bote con contenido a presión

1. Suénese la nariz suavemente para despejar las vías nasales.
2. Asegúrese que el bote está colocado con firmeza dentro de su sujetador. Sacuda el bote varias veces justo antes de utilizarlo.
3. Mantenga la cabeza recta. Exhale el aire despacio.
4. Use su dedo para tapar su otro orificio nasal del lado en que no está recibiendo medicamento e incline su cabeza levemente hacia atrás.
5. Oprima el bote hacia abajo a medida que comienza a inhalar lentamente por su nariz. Repita estos pasos para el otro orificio nasal. Si usted está usando más de un aerosol nasal en cada orificio vuelva a repetir todos estos pasos.
6. Trate de no estornudar o sonarse la nariz justo después de usar el inhalador, limpie la punta del inhalador nasal con un paño limpio y vuelva a colocar la tapa.

Pasos para usar una botella para bombear

1. Suénese la nariz suavemente para despejar las vías nasales.
2. Remueva la tapa protectora. Sacuda la botella. La primera vez al día que usted utiliza el inhalador para bombear es posible que tenga que “purgarlo” dispensando su contenido al aire varias veces hasta conseguir que el contenido salga en forma de un aerosol fino.
3. Doble la cabeza ligeramente hacia adelante. Exhale el aire despacio.
4. Sostenga la botella para bombear usando el dedo gordo en la parte de abajo y los dedos índice y medio en la parte de arriba de la misma (la bomba). Use un dedo de la mano opuesta para cerrar el orificio nasal del lado en que no está recibiendo el medicamento; ver el diagrama a mano derecha.
5. Oprima la bomba a medida que comienza a inhalar lentamente través de la nariz. Repita estos pasos para el otro orificio nasal. Si usted está usando más de un aerosol nasal en cada orificio vuelva a repetir todos estos pasos.
6. Trate de no estornudar o sonarse la nariz justo después de usar el inhalador

Pistas útiles:

Recuerde: puede tardarse hasta dos semanas de usar un inhalador nasal con esteroide antes de que usted comience a notar los efectos totales de su uso.
Lave el dispositivo del bote por lo menos una vez a la semana.
Asegúrese que usted puede aspirar aire a través de cada orificio nasal; de otro modo, va a desperdiciar el medicamento pues este no va a llegar hasta la parte profunda de su nariz.
Apunte derecho. Apunte la apertura del inhalador nasal hacia la parte de atrás de su cabeza. Si usted no atomiza derecho va a desperdiciar el medicamento y puede causar mayor irritación dentro de su nariz.
Si el inhalador con bomba se usa correctamente el aerosol no deberá gotear de su nariz ni en la parte de atrás de su garganta.
Si le duele la nariz, si comienza a tener sangrado por la nariz, o si la parte interna de su nariz le pica, deje de usar el aerosol durante uno (1) o dos (2) días. Algunas veces resulta útil usar solución salina en aerosol como por ejemplo SalineX, Ocean Nasal Mist o NaSal junto antes de usar su medicamento regular.
Si usted tiene sangrado por la nariz deje de usar el medicamento durante algunos días y en vez de éste use la solución salina en aerosol. Usted también puede usar un hisopo de algodón para esparcir una capa delgada de vaselina dentro de su nariz justo antes de usar el aerosol de solución salina. Si el sangrado o la irritación continúa hable con su médico.
Use sus medicamentos tal como su médico le indicó. La mayoría de inhaladores nasales funcionan mejor cuando se usan de manera regular y consistente.
Mantenga su medicamento alejado de los rayos del sol. Fuente. familydoctor.org

Aerosoles o Nebulizadores

¿Qué demostraron las últimas investigaciones?

En el tratamiento del asma estudios de investigación quedó demostrado que, los aerosoles con cámara demuestran una eficacia similar a las nebulizaciones, pero la respuesta es más rápida con menos efectos colaterales, y además son más económicos..

También los aerosoles tienen la ventaja que no requieren manipulación de medicamentos para su dosificación, no dependen de una fuente eléctrica y además se disminuyen los riesgos de diseminación de infecciones, contagiadas a través de los circuitos y tubuladuras necesarios para una nebulización.

Mejoran la llegada del medicamento a los bronquios, y además son de muy fácil transporte. Inicialmente su uso fue exclusivo para personas adultas, con coordinación para “pulsar e inhalar”, pero dado su fácil manejo, fueron adaptándose las piezas bucales para que puedan también ser utilizadas por niños, lactantes con problemas respiratorios, pacientes ancianos o con problemas mentales.

Sin embargo los clínicos y pediatras siguen prescribiendo nebulizaciones a sus pacientes, no sólo en hospitales, sino también en el uso doméstico.

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Comentarios recientes
Productos para las alergias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.