Alergia al sol

Alergia al sol, no todas las reacciones que se muestran tras la exposición al sol, son de tipo alérgico, la mayoría se deben a la propia acción del sol sobre la piel (como simples quemaduras o acciones irritantes)

La alergia al sol más frecuente (erupción polimorfa lumínica) afecta aproximadamente al 2% de los individuos expuestos al sol. Impera en jóvenes, pero puede comenzar en la infancia o en la edad adulta tardía, siendo más frecuente en personas de piel clara. La causa es el resultado de la interacción de tres factores: la radiación, la piel y el foto sensibilizador.

La urticaria solar suele aparecer a los pocos minutos en que nos exponemos al sol. La piel se enrojece y aparecen habones dispersos, que tienden a confluir formando placas que desaparecen en horas al cesar la exposición, la erupción tarda entre 30 minutos y varias horas, hasta un máximo de 24-48 horas. Si no nos exponemos más al sol, las lesiones desaparecen completamente en cuestión de una semana, sin cicatrices.  Las lesiones salen habitualmente en los mismos sitios, (dorso de manos y antebrazos, escote, orejas, nariz, mejillas, etc.).
La alergia al sol provoca un intenso picor, cuya lesión principal en la piel es las ronchas con o sin ampollitas,  eczema, etc. La alergia no empeora en sucesivas exposiciones, pero se repite habitualmente, siempre que el afectado se expone al sol con la misma intensidad.  En los casos más graves, puede producir mareos, ahogo, cefaleas y síncope.

Si a pesar de un uso adecuado de fotoprotectores tópicos y orales, nos salen ‘granitos’ solos o con pequeñas vesículas; el tratamiento correcto es el uso de corticoides tópicos y antihistamínicos orales. Es conveniente su uso bajo control médico, o en su defecto por consejo farmacéutico. En cualquier caso, se debe evitar la exposición solar en las horas de máxima intensidad solar y consultar al dermatólogo para conseguir un diagnóstico y tratamiento correctos. No se deben utilizar nunca antihistamínicos tópicos pues producen muchas sensibilizaciones y alergias, ni tampoco debemos tomar rayos UVA para intentar desensibilizarnos por nuestra cuenta.

Deja un comentario

Anuncios google
 
Niveles ambientales de pólenes Página del Comité de Aerobiología
Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)
GEMA Guía Española para el Manejo del Asma
Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros
Productos para las alergias